FEDETAXI EXIGE QUE LA COMUNIDAD DE MADRID Y LA GENERALITAT INSPECCIONEN Y SANCIONEN LOS SERVICIOS REALIZADOS POR UBER DESDE 2014
20 diciembre, 2017
EL CONSEJO DE MINISTROS APRUEBA EL REAL DECRETO ANTIESPECULACION Y PARA EL CONTROL DE LA ACTIVIDAD DE VTC
29 diciembre, 2017

FEDETAXI EXIGE DE NUEVO A MARÍN QUEMADA QUE DIMITA Y SE DISCULPE POR DEFENDER QUE UBER ERA ECONOMÍA COLABORATIVA

Consecuencias de la sentencia del caso UBER.

Ya ha pasado casi una semana desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció sobre el caso de si Uber era una empresa de la economía digital o un servicio en el ámbito del transporte. El fallo de la Gran Sala en este último sentido ha sido demoledor para los intereses de Uber y ha clarificado qué posición ocupa cada uno en este escenario de la “nueva economía”.

Los taxistas y la Abogacía del Estado, en representación del Gobierno de España (en especial apoyado en los criterios sostenidos por el Ministerio de Fomento) no solo han vencido judicialmente en este litigio, sino que han mandado un mensaje claro en toda la UE: en los negocios no vale todo, la empresa de transportes Uber fingió ser lo que no es, incurrió en competencia desleal con los taxistas, plantea un modelo de negocio no sostenible por elusivo en materia fiscal y precarizador en el ámbito social, y, por último irrumpió en los países europeos disfrazada de consumo colaborativo, cuando de eso no tiene nada.

Sin embargo, Uber no vino sola ni sin apoyos. Tuvo el apoyo fanático de un organismo regulador, nada más ni nada menos que el regulador español: la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. La CNMC con su presidente a la cabeza, José María Marín Quemada se postuló como su mayor ariete para derribar las “barreras legales al modelo de Uber”.

Como señaló Miguel Ángel Leal, presidente de FEDETAXI, “mientras ellos les llaman ‘barreras legales’, nosotros les llamamos ‘derechos”. La CNMC olvidó los intereses de los usuarios y consumidores, de los trabajadores y autónomos, de los contribuyentes y cotizantes, y se puso a la cabeza de un movimiento demoledor del tejido productivo amparado solo en una mentira que suena bien, la mal llamada economía colaborativa.

Marín Quemada aprobó un informe sesgado y sin base, como ahora ha demostrado el TJUE, a favor de la implantación del modelo Uber para sustituir el del taxi tradicional. Se intentó colgar la medalla adelantándose a la Comisión Europea y su estudio sobre la agenda digital provocó un cisma en el consejo del Regulador que parece que, incluso, acarreó la salida del director de competencia y algún que otro técnico, pero aún no las disculpas de su presidente.

“Por eso desde FEDETAXI reiteramos la petición de dimisión de Marín Quemada acompañada de disculpas. Disculpas a 100.000 familias que viven del taxi en España a las que ha dado la espalda para defender a multinacionales extranjeras”, sentencia Leal.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Haz click en "Aceptar" para dar tu consentimiento a las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar